Objetivo


El objetivo de una parroquia es que los fieles se sientan y vivan en comunión parroquial,  y a la vez se sepan miembros de la Diócesis y de la Iglesia Universal. Fomentar esta comunión y consolidarla es tarea de los sacerdotes encargados de la cura pastoral. (c.529)

Los sacramentos contribuyen en gran medida a crear, corroborar y manifestar la comunión eclesial, especialmente cuando se celebra la Sagrada Eucaristía que es “el culmen y la fuente de todo el culto y de toda la vida cristiana, por el que se significa y se realiza la unidad del pueblo de Dios y se lleva a término la edificación del Cuerpo de Cristo”. (c.897)

Debe cultivarse entre los fieles el sentido de su participación y pertenencia a la  Iglesia: parroquia, diócesis, universal. Por ello es necesario que se vea, se conozca y se participe en y con  la Parroquia, para que se forme parte de la Iglesia, en la que se ha nacido a la vida divina por el bautismo. En cada Iglesia Parroquial debe haber una pila bautismal.

Personalidad jurídica propia  “La parroquia legítimamente erigida tiene personalidad jurídica de propio derecho” (c.515) y es  reconocida civilmente  por el ordenamiento civil español por lo tanto es  titular de derechos y obligaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s